Gestión del residuo de concha de molusco

Gestión tradicional

Tradicionalmente, las conchas de molusco han sido tratadas como residuo por la mayoría de los países productores y se han depositado o bien en tierra (Imagen 1) o bien bajo las aguas próximas a la costa de los mares. Ambas opciones generan un fuerte impacto ambiental. Las conchas-residuo contienen restos de materia orgánica que se descompone (tanto en el depósito en tierra como en el subacuático), provocando malos olores y la proliferación de microorganismos e insectos. En el caso terrestre, además, se producen lixiviaciones que contaminan las aguas y un impacto visual que puede tener incluso consecuencias económicas al darse sobre todo en poblaciones costeras para las que el turismo supone una importante fuente de ingresos. En el caso del vertido en el mar la situación es peor, pues se sepulta irremediablemente toda forma de vida que pudiese existir en la zona. En muchas ocasiones estos vertidos se producen de manera ilegal, ya que el depósito en vertedero controlado puede resultar muy costoso y los volúmenes de residuo generado son enormes.

Vertedero de conchas de mejillón
Imagen 1: Conchas de mejillón depositadas en vertedero (www.impacuicultura.com)

Excepcionalmente, encontramos algún caso de reutilización de la concha de molusco como subproducto. En Corea, ante el crecimiento exponencial de la cantidad de residuo generado y la imposibilidad de encontrar espacio para su adecuado vertido, se ha venido fomentando desde la administración la utilización de la concha de ostra como fertilizante aun sin resultar económicamente rentable (se ha llegado a reutilizar hasta un 30% de la concha generada). Por otro lado, en Nigeria, las conchas de bígaro se utilizan ya de manera tradicional para la fabricación de hormigón (Imagen 2, Imagen 3). Sin embargo, este uso carecía hasta hace pocos años de estudios técnicos que lo avalasen, por lo que siempre fue considerado como una práctica poco profesional motivada en exclusiva por la escasez de áridos gruesos en la zona costera de dicho país (57).

Hormigón con bígaro Solera con bígaro
Imagen 2: Escombros de hormigón con bígaro como árido grueso Imagen 3: Solera de hormigón con bígaro como árido grueso

Otros países también han utilizado las conchas para algún fin, pero de manera minoritaria, como puede ser el caso de Nueva Zelanda, donde se ha empleado en la construcción de cortafuegos (58), o Dinamarca, donde se ha utilizado como material granular aislante en cubiertas y soleras de viviendas (59) .

 Nuevos usos

En los últimos años, con el objetivo de dar una salida eficaz y rentable a las conchas de molusco, se han producido numerosos estudios que han concluido en la posibilidad de uso de la concha como subproducto en multitud de ámbitos. Entre as aplicaciones estudiadas se encuentran la fertilización y mejora de suelos, la depuración de aguas, la obtención de calcio… y la reutilización como áridos de construcción.

Diferentes estudios muestran las posibilidades de utilización de la concha de ciertos moluscos como el bígaro, el berberecho, la ostra, el mejillón o la almeja, en la fabricación de materiales ligados para construcción, como son hormigones y morteros.

5 comentarios en “Gestión del residuo de concha de molusco

  1. Buenas tardes me gustaría poder contactar alguna empresa que nos pueda ayudar a ver el depósito de materiales de chorizos.
    Saludos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s